Suscríbete 
| | Agréganos a tus Favoritos | Haz de PCWorld México tu página de inicio | Contáctanos | Iniciar sesión |
 

Cómo instalar Mac OS X sin los discos de instalación al cambiar el disco duro  

Escrito por el 8Agosto2016 y tiene comentariosimagen del articulo


Instalar el disco duro

La instalación de un disco duro en un MacBook Pro, al menos con la generación de 2010, es tremendamente fácil: 

  • Hay que apagar el equipo y desenchufarlo de la corriente eléctrica. 
  • Desatornillar la tapa trasera del Mac, usando un destornillador con cabeza especial. Se puede comprar un kit en una ferretería o grandes almacenes. Es importante tener cuidado y evitar que se desgaste la cabeza del tornillo, por lo que la herramienta debe ser la adecuada.

  • Localizar el disco duro, que debería estar junto a la batería, y quitar los tornillos que lo fijan a la estructura interna. Si fuera el caso, levantar la unidad y quitar los cuatro tornillos laterales. ?Desacoplar el cable con interfaz SATA del disco duro y conectar la nueva unidad, en mi caso la UV400 de Kingston.
  • Finalmente se vuelve a acoplar el disco de almacenamiento en su sitio, se atornilla lo necesario, le damos la vuelta al MacBook y nos preparamos para iniciar el proceso de instalación del software.

Con el nuevo y flamante SSD en las tripas de mi equipo portátil, llega el momento crucial de encenderlo y comenzar la instalación de Mac OS X. Tras pulsar sobre el botón de encendido hay que mantener presionadas, al mismo tiempo, las teclas CMD y R hasta que se vea como arranca el proceso de "recuperación a través de Internet": debería aparecer el logo de Apple y una barra indicadora de progreso.

Instalación de Mac OS X (ahora OS X)

¿Qué es lo más curioso del proceso de instalación? No es necesario volver a indicar las claves de la red Wi-Fi que se usa habitualmente, y menos aún si uno se conecta a Ia Red mediante cable ethernet. La primera pantalla clave es la que se titula "Utilidades de OS X", en la que primero habrá que entrar en el apartado "Utilidad de discos" con el fin de crear las particiones oportunas en el nuevo disco duro y formatearlas con un sistema de ficheros OS X Plus (con registro). 

  • Es recomendable tener al menos dos particiones, siendo una la principal, en la que instalar el sistema operativo; y otra al menos otra secundaria en la que almacenar contenidos importantes. 
  • Si en un futuro hubiera problemas con el equipo, y fuera necesario volver a instalar OS X, solamente habría que dar formato a la unidad principal, y no a las correspondientes a otras particiones del disco duro. Así pues, la música, los documentos, las fotos, y otros contenidos quedarían a salvo. 
  • Mi Kingston UV400 lo he dividido en tres unidades: una de 250GB, otra de 109GB y otra más de 119GB. 

Una vez el disco duro está bien particionado, incluyendo un mapa de particiones GUID, y se ha dado el formato adecuado a cada partición, es preciso volver a la pantalla "Utilidades de OS X" y pulsar sobre "Reinstalar OS X". Ha llegado el momento de la verdad. 

Reinstalar Mac OS X en mi MacBook Pro ha traído una sorpresa tras otra, positivas todas ellas, pues en la pantalla de instalación se me indicaba que el sistema operativo a instalar sería la versión OS X El Capitan: ¿Será por que días atrás ya se me estaba sugiriendo la descarga de esta versión? En cualquier caso, lo único que podría pasar es que se instalara la misma versión que venía en el momento de comprar tu Mac o la última a la que actualizaste. 

A continuación tienes algunos pasos que tendrán lugar durante todo el proceso, en base a mi experiencia personal:

  • Mi MacBook Pro ha realizado una primera comprobación, para garantizar que el hardware era compatible con la última versión de OS X. Todo ha sido OK. 
  • A continuación se tiene que seleccionar la partición principal en la que instalar el nuevo software. 

  • Un requisito básico será iniciar sesión en la App Store. Si no recuerdas tu usuario o la clave, trata de recuperarlos desde un teléfono móvil u otro equipo. 
  • Tras un login con éxito en la App Store, se mostrará la pantalla de descarga online del sistema operativo, que llevará más o menos tiempo en función de la velocidad de descarga asociada a tu línea ADSL o de Fibra óptica. Es importante no perder conexión a Internet, así que trata de no colapsar la Red con otro dispositivo. 

  • Una vez finalizada la descarga de OS X El Capitan, se realizará la instalación y puesta a punto del sistema operativo y se iniciará el Mac por primera vez. 

Resulta ser muy simple reinstalar OS X en un equipo de Apple, ya sea un iMac, MacBook o MacBook Pro. En este artículo he expuesto los datos en base a mi propia experiencia, usando mi MacBook Pro de 2012 y un disco duro SSD de Kingston modelo UV400. 

Tras tres días usando la nueva unidad de almacenamiento, no he observado incompatibilidad alguna a nivel de hardware, y el equipo funciona correctamente, sin calentamiento inusual y con una autonomía de batería que está superando mis expectativas: considerando que estoy empleando la batería original, tras una hora y media redactando artículos con el brillo de pantalla al 70%, el indicador de la capacidad de batería aún no ha llegado a la mitad.

 


Tags: ?consejos


Cómo instalar Mac OS X sin los discos de instalación al cambiar el disco duro